Labor de Rey, un pueblecito del Bierzo

Labor de Rey, es un pueblecito olvidado y abandonado desde hace muchos años del que sólo quedan las ruinas de la iglesia y algunas de sus casas en la ladera de la montaña, cerca de Manjarín.

 Al publicar la noticia de la Casa de la Reina Urraca en Molinaseca, me acordé de  la historia que, de muy niño, me contaba mi madre para explicarme cuál era el origen del nombre de este pueblecito.

Resulta,-nos contaba a los hermanos al calor del amor y de la lumbre, en aquellas largas noches de invierno, mientras esperábamos la llegada del padre que venía del trabajo –que venía el Rey, montado a caballo para Galicia y, al pasar por el lugar donde hoy se encuentra el pueblo, se le espantó la caballería y lo tiró a un zarzal.

Cuando logró salir del subiao, tenía toda la ropa rasgada y rota y la cara y las manos todas ensangrentadas. Y una mujer, que pasaba por allí y lo vio en ese estado lastimoso, se echó las manos a la cabeza y, entre sorprendida y asustada, exclamó llena de asombro: “¡Dios Mio!,

¡Que labor de Rey!

Desde entonces, se llamó así a este pequeño pueblo de nuestro Bierzo, hoy reducido a un montón de ruinas, escondido y olvidado y de muy pocos conocido.

Leave a Comment